Friday, May 25, 2012

1.

6 comments:

Thalia R. Uribe said...

Uhm...comen gratis de las chichis de las meseras.....elegancia.
PRimeraaaaaaaaaa!!

El beys! said...

Y de los penes de los cocineros quienes comen?

solzimer said...

porque pagan sus jefes, malditos parasitos

Maricelas said...

al final del cuento todos comemos gratis pues no nos cuesta nada masticar lo que sea que uno se le antoje apetitosamente introducirse a la boca y después triturarlo o tragarlo de tal forma que pase por nuestra garganta y todas esas partes del cuerpo que conducen al estomago y eventualmente por el ano se va expulsado al glotón para que éste haga lo suyo, iniciando así de nuevo el ciclo de lo que a uno se le antoja meterse a la boca o a la vagina

Adrián Alcalá said...

Eres grande Nebcito. felicidades por frecuentar lugares de tanta categoría tanto en las alitas, como en los muslitos y la pechuga.

Adrián Alcalá said...

Eres grande Nebcito. felicidades por frecuentar lugares de tanta categoría tanto en las alitas, como en los muslitos y la pechuga.