Thursday, December 22, 2011



1. Se acaba el año, fin de etapa, fin de ciclo. Me encabrona celebrar mi cumpleaños porque calendarizar el paso del tiempo a partir de uno mismo, además de ególatra es muy necio. Nadie es el centro del mundo salvo el centro del mundo. Por eso me cae tan bien el 31 de diciembre transformándose en 1ro. de enero. La Natividad es una superstición pedorra pero pone de buen humor a mi familia y eso siempre lo agradezco. En fin. Espero que empleen estos días para meditar un poco. Yo en lo personal estoy aterrado con la crisis espiritual en que estamos atrapados los seres humanos. Y se va a poner peor. Les suplico que aspiren a la exaltación del alma, que aprendan a ser pacientes, que dejen de alabar la economía del lenguaje, que dejen de menospreciar al instante, que le exijan más a esta prisión llamada internet, que celebren el conocimiento y no la información, que no se enganchen al resultado, etc...

En resumen: no me gusta la forma cómo están acomodadas las cosas pero al menos cumplo mi regla de no terminar el año como lo empecé. Dios mediante en 2012 empezaré a escribir una novela nueva, ¿será?

Lean mucho, huyan de las mesas de novedades, de los autores de moda y de los libros que sin lugar a duda acabarán en película.

g

Wednesday, December 21, 2011

Thursday, December 15, 2011

Tuesday, December 13, 2011

1. ora sí no he posteado nada, entre la chamba, las frustraciones porque no ando escribiendo en forma y el contundente hecho de que ya no puedo leer sin quedarme dormido: no he podido darme tiempo de idear humor. Apenas cumplí 31 años y me pasó algo que jamás en mi pinche vida: me desperté sin poder respirar, había como un gemido seco al fondo de mi cuerpo. Supongo que es normal, vaya, no soy un anciano pero los años se suman y suman cayendo veloces y en desorden como un tetris desafortunadísimo.

(lucky me: luego me salió una de esas piezas de tetris que son una línea grandota y alivianan todo el pedo con sopa de letras y vic vaporub ¡mua!)

Maldigo el día en que decidí que necesitaba equilibrio económico, me siento tan muerto en esta oficina que tengo que buscarle vida al sonido que hacen unos ladrillos sobre insurgentes cuando avanzo sobre ellos. Le rasco hasta el último rincón a canciones de radiohead que ya doy por hecho (Dolor). Rasco y rasco por doquier buscando luz que ayude. Y es un buen empleo el que poseo, no debería de sentirme tan mal. Pero...

A veces, espiritualmente, me siento como este precioso jersey en esta preciosa foto:




2. final de un cuento que jamás escribiré:

...es que nos entusiasmó que la inscripción a la entrada del tugurio -allá a lo alto- decía, todo en mayúsuculas: "el riñón no existe".

Friday, December 09, 2011

1.

humildemente redacté un decálogo del escritor, pueden leerlo en la revista La Tecla con k de diciembre:

http://issuu.com/latekla/docs/la_tekla_diciembre/31

¡carajo! no sé còmo poner links en blogger. Aparece en la página 31, me parece. Espero puedan visitar el texto.

Wednesday, December 07, 2011

Monday, December 05, 2011