Monday, October 31, 2011

1. ¿Habrá un anuncio publicitario más inoportuno que este?

Tuesday, October 25, 2011

1.


Mi cuate El Pluma es bien chido y dice que le cagan las películas en las que se filma media hora el ojo de un perro muerto. No existe una película -hasta donde yo sepa- con una escena de esas características pero su opinión se vuelve la bandera de un porcentaje altísimo de espectadores en una sala de cine que lo que quieren es prescindir por dos horas de la realidad. Distraerse, pues. En la función de Tree of Life a la que asistí se salieron unas cinco personas. Debe ser duro querer ver una peli que involucra dinosaurios, a Sean Penn y a Brad Pitt y que te salgan con tamaño bostezo. Este blog no trata sobre crítica de cine, pero me parece fundamental escribir unas cuentas líneas acerca de esta película, a lo mejor me queda muy largo el texto y muchos lo abandonen, pero creo que de eso trata Tree of Life. Soy de la firme idea que no tenemos alma. El alma se compra, se adquiere viendo cine jefe, leyendo libros valiosos, escuchando música conmovedora, etc... Aprender a ver Tree of Life inmediatamente nos sube unas rayitas de alma, porque la película no es otra cosa que la súplica a un dios presumiblemente despiadado y disperso.

Hablo de la eternidad.

Todo lo que se pueda decir acerca de esta película está errado y en lo cierto, porque es una película de sugerencias, nada es claro, nada.

Entendiendo eso, mi interpretación es: no hay diferencia alguna entre la forma como dios educa al hombre (dolor, crueldad, sometimiento) y la forma como un padre educa a su hijo. Pero el hijo muere antes de tiempo y entonces se quiebra la trama de la existencia transformándolo todo en un caos con forma de árbol. Es una película clarísima pero probablemente estoy equivocado.

Subrayo que la película no me gustó del todo. Leí que se hará una edición de 6 horas, la verdad es que mi edición favorita es la de 2 minutos del emocionante trailer. No volvería a ver Tree of Life ni aunque la otra opción fuera Virgen a los 40 en todos los canales del mundo. Es aburrida, larga de más y tediosa. Estamos en un momento de la historia del cine en que absolutamente todas las películas tienen una escena en que el cielo luce precioso, todas las historias tienen un diálogo brillante, algo que destaca. Tree of Life es una recopilación de esas escenas. Un aletargado collage de imágenes vivas. Pero en ella anida alma, amigos, alma.

Además, habría que meditar si igual que al Pluma, nos interesa verle el ojo a un perro muerto por 30 minutos. o 3. En ciertas películas es lo mismo.

Monday, October 24, 2011

1. Por ahí de las 11:10 de la mañana el sol se entromete por la ventana del baño en el edificio en que estoy atrapado. El cañón de luz se posa unos minutos en el papel de baño, lo que provoca que el rollo se caliente y entibie, cuando uno caga a esa hora y se limpia el culo siente una calidez muy específica, se siente rico. Y ya.

Inquieto, el sol va bajando por cada uno de los pisos, calentando los rollos de cada baño. Yo desayuno papayas para obrar bien. Y cuando es hora de realizar mis deposiciones bajo o subo veloz a lo largo del edificio buscando el baño que a esa hora está bendito.

Wednesday, October 19, 2011


1. Pues anoche recibimos la visita de una rata del tamaño del pie de un cabrón que calza nueve y medio. Antes habían entrado al hogar ratoncitos de campo buscando dónde anidar, me deshice de todos con estampas venenosas y tan tán. La de ayer era una rata mafiosa, enorme, peluda y probablemente ruin. Apenas asomó la nariz, de inmediato me levanté para amonestarla y se salió corriendo. El resto de la noche la pasamos medio ciscados. Yo escuchaba pisadas que realmente eran agua viajando por tubos emparedados. Ni hablar. Al rato adquiero trampas venenosas o conjuro a los vecinos para contratar a un experto en plagas. En lo que eso sucede, la rata se pasea por mis habitaciones, se come mi pan integral, lava su mata con mi folicure y lee mi Bajo el Volcán, le tira la onda a mis vecinas y despedaza las fotos en que fui feliz o le pide de fiar a mis broders taqueros y escribe majaderías en mis muros. O decide amarme.

Monday, October 17, 2011

Friday, October 14, 2011

Thursday, October 13, 2011

1. Me dan una tarjeta a la que se le deposita un porcentaje de mi salario y que puedo gastar sólo en supermercados y el seven eleven que está debajo del edificio inteligente donde diario muero. Soy un animal de costumbres así que diario por eso de las 11 de la mañana me compro mis masculinas galletas fiorentinas de fresa (las de cajeta son para putos). La que atiende es una señora, dejémoslo así. El otro día me dijo que si sigo comiendo galletas voy a engordar y ya nadie me va a querer. Me dijo que ahorita estoy joven pero cuando crezca: panzota. Yo le dije que tenía razón. Pero me fascinan esas galletas. Me da pena bajar a comprar productos porque es re insistente la señora. En el oxxo no me aceptan la tarjeta de despensa. A veces bajo y en vez de galletas compro tiempo aire para que la señora vea que ya no como cochinadas pero en secreto lo hago, me meto al baño y como mis galletas adquiridas en oxxo, donde son menos juiciosos. Gasto demasiado dinero en galletas. Carajo, pinche vida moderna.

Monday, October 10, 2011

1. Exposición de las esculturas de Ron mueck en un museo primermundista y en méxico. Encuentre las 8,873,017 millones de diferencias:



Thursday, October 06, 2011

1. Realmente me pregunto qué lleva a un hombre a sentarse a escribir algo. Estas líneas por ejemplo. Mi 2011 ha sido un sube y baja emocional similar al del resto de humanos. Vi ciertas películas jefes, leí cosas valiosísimas y salió publicada mi novela. Trabajé 3 años en ese libro. La forma como lo escribí fue la siguiente: trabajaba un mes y descansaba dos. O trabajaba dos y descansaba cuatro. Los meses de descanso leía y -a veces- escribía. (Lo malo de leer es que provoca la necesidad de contar historias propias, a lo mejor si existiera una pastilla que le bloqueara a uno esa necedad sí la tomaría. Es decir: la felicidad) Escribía en la noche, corregía en la mañana. Escribía pedo, corregía crudo. Como si la vida fuera la cosa más sencilla. Para mí, escribir ya no es opcional, es algo que hago y ya, casi casi de manera natural. Publicar un libro no me hace ni mejor ni peor eskritor. Lo que tengo que hacer es leer mucho, documentarme, leer más, escribir y borrar. El mundo no está hecho para escribir, eso es algo que ya todos sabemos.

2. A lo mejor lo peor que me pudo pasar es publicar. Me voy a explicar. Antes todo al rededor de la novela era una ilusión preciosa: terminar de escribirla, trabajarla, reescribirla, pulirla, meditarla. Abandonaba con una mano en la cintura mi empleo para trabajar en ella, ahora que salió ya: me he hecho de un empleo estable y tengo en la cabeza esta idea idiota de que necesito establecer equilibrio económico. En teoría estoy juntando lana para en enero renunciar y ponerme a chingarle a un nuevo libro. Pero me aterra empezar de cero. Me aterran las noches desvelado imaginando el vientre de las cucarachas, los días de desesperación, las putísimas seis de la tarde. Todo está en contra del escritor. No pondría en este momento mis manos en el fuego asegurando que terminaré otra trama novelada, es tan complicado y doloroso y terriblemente frustrante. Ni hablar, nomás quería comentarlo

Monday, October 03, 2011

1. LOS CUATRO FANTÁSTICOS POLLOS: