Tuesday, August 09, 2011

1. Es bien padre cuando uno escupe. Pero es más padre cuando uno escupe y en el viaje de la saliva entre el hocico y el suelo hay un cañón de luz. Entonces por escasos mini segundos la baba se ilumina, como acariciada por el brillo de un dios metiche. Luego abandona ese fulgor y se estampa en la banqueta o en el charco del escusado y nada es importante y de nuevo estamos solos sin un brillo que amanse esta chingadera de vida.

11 comments:

Anonymous said...

las cosas simples de la vida

Anonymous said...

Una version mas duradera de tu momento divino seria orinar no?
Y mejor si lo haces bajo una luminaria a medio bulevar. BGS :3

Anonymous said...

mal cogido!!! Eres bien niña.

Omars.

gabriel said...

ah sí y supongo que tú coges bien chévere, omars... o debo decir: EL MAYORDOMO!!!!!

Sergio a.k.a. The Question said...

Hola. Creo que somos como el escupitajo de Dios (o como gusten llamarle). A veces llegamos a brillar con la luz para luego disolvernos en el charco del escusado cósmico.

Saludos.

Anarquista y sus Positrones Cuánticos said...

Maldito nihilista u.u

Nell said...

Ainsss, todos lean esto!: http://www.cracked.com/article_19376_5-scientific-reasons-your-idea-happiness-wrong.html

Anonymous said...

me cachaste... ahora cógeme!


Omars!

Patitas de Perro said...

Son las cosas de la vida!

el anonimo said...

ashh nell, o sea, no todos aquí sabemos inglés
porfa ponmelo en español. ¿ok?

Favst said...

La ciencia producida en estados unidos me deja mucho que pensar, y más con este análisis: http://www.stumbleupon.com/su/2UWTnU/www.math.psu.edu/tseng/H2Ojoke.html

(Así es, El monoxido de dihidrogeno es un nombre mamalon y creo incorrecto para el agua)

Eres un observador que no busca, encuentra... y ahora envidio a la saliva pues ella brilla una vez y uno sólo tiene la posibilidad de hacerlo.