Thursday, April 07, 2011

1. En el camiòn que me trajo esta mañana al edificio inteligente donde trabajo me tocó ver una cosa francamente aterradora. Yo venía de pie y debajo de mí, ocupando asiento, un niño de -calculo 6 años- trataba a su madre como si fuera su amante o algo peor. Todo iba bien hasta que el chiquillo, sabrá dios por qué , comenzó a golpear en las tetas a su mamá. Eran golpes secos, con fuerza de niño educado a madrazos. La madre contenía los ataques diciendo nada más: "te voy a acusar con tu papá". Y la figura del padre se alzó frente a mí como un ser despiadado y cruel que al mismo tiempo era papá de todos los pasajeros ahí atrapados. El niño le dijo a su mamá que era una puta. La mamá le dijo que ya no lo quería. Entonces él tomaba con sus dos manitas el hocico de la mamá y movía los labios contra la voluntad de ella y decía, fingiendo voz maternal, "te quiero" y a mí me regresaron las ganas de vomitar el único vodka que me entró a la panza anoche. Y la mamá le quitaba las manitas pero el escuincle insistía en torturar a su madre picoteándole la boca. Yo busqué comprensión en las miradas de los pasajeros que rodeábamos el incidente pero sólo encontré ojos sin alma. como de perro. Luego el niño se abrazó a su mamá y le decía que la amaba y se quedó dormido. Y lucían hermosos con el sol apenas si acariciándolos, como la foto de un detergente. Y juro que pensè en decirle a la mamá_ "su hijo está maleducado, por què no lo avienta por la ventana" pero mejor no. Luego sale peor. Y luego me regañaron por llegar tarde a la oficina pero no fue mi culpa, en serio. Es esta pinche cadena de tristezas infinita y gris que me arrastra y encadena, es como si el tráfico de la ciudad ya fuera un estilo de vida. Y el niño soñaba algo, sé bien qué es lo que estaba soñando pero no les voy a decir.

22 comments:

Janus said...

No sé por qué pero tu reseña me transmite mucha tristeza oficinista.

elpeninsular said...

Pinchi Neb, ahi es donde TU agarras al morro y lo avientas por la ventana. Ya no viajes en micro, ya no te levantes temprano te esta haciendo mucho daño.

Anonymous said...

Guau.

Sofía T.

Antónimo. said...

Esto es lo más hermoso que has escrito Gabriel. Más que tu mediocre libro o todas tus entradas con comedia forzada.

Abril Mora said...

"Ay sí, ay sí!, voy escritor y qué y qué?" ¬¬

Ragde Coasta said...

apuesto a que el nombre de ese niño es Edipo.

Anonymous said...

qué soñaba el niño? me gusta imaginarme que soñaba con ser político

BR

Arriaga said...

Algo asi eh presenciado ya en el pasado!

Pinche Neb mejor hazte Psicologo!

GIJISKLAN said...

No que ya no ibas a trabajar y que te habían dado una lana de un premio é ibas a acabar tú novela... puros cuentos Chinos!!! ah! y lo de él escuincle, así como no queríendo, le hubiera metido un rodillazo, por eso me caen gordos los niños, con todo y que muchos pendejos digan "es que ellos no tienen la culpa, sino los papás" ní madres que, pinches escuincles bien que saben que sus palabras dañan... cabrones!!!!

El hombre de hielo said...

Yo por eso prefiero abandonar a mis hijos, para no maleducarlos.

Anonymous said...

Buen Gabriel: de acuerdo en casi todo: trabajar es una lastimosa necesidad, viajar en micro igual y los niños detestables y sus mamás más detestables aún, son una verdadera calamidad. Pero, en lo único que estoy en desacuerdo: los perros no tienen ojos sin alma. Y si miras bien o tienes la suerte de encontrarte con uno de esos, existen perros con más alma, y de mejor calidad inclusive, que muchos mal llamados "humanos". A esos etremos hemos llegado. Y la depresión ya, suéltala, déjala ir, no te merece ¿a qué perder el tiempo en pendejadas?, eres más grande que cualquier atardecer color nostalgia.

He dicho.

gabriel said...

gracias por la buena onda, chido


a lo mejor no me expliquè, màs bien es como cuando quieres ver a un perro a los ojos y el wei està volteando a ver a otro lado, siempre le hacen asì

saludos

155 said...

desgraciadamente disfruto tu nostalgia

considero que tus mejores post son esos donde andas medio tristón y/o crudo

siempre me dejan pensando :(

por cierto, leí tu libro y la neta si está bueno; me parece mejor que varios que me ha tocado leer de supuestos "grandes autores"


espero tu novela :(

Anonymous said...

Creo que es la segunda escena de cachondeo adulto-niño en un micro que relatas, ¿no será más bien perversión o traumita tuyo? ya neta.

Nell said...

Dónde consigo tu libro, Neb?

Sergio a.k.a. The Question said...

Hola. Y yo que pensaba que en la vida real no podría existir un niño como Fonchito de "Elogio de la madrastra" y "Los Cuadernos de don Rigoberto"... me equivoqué.

Pues si el mundo está tan de la chingada que a la gente ya no le importa nada; por qué no comentarle a la mamá que "su hijo está maleducado", para después ayudarle a aventarlo por la ventana [?].

Saludos.

Luis Art said...

Sr NEB, de la manera mas atenta le pido que se disculpe con todos los perros que ha ofendido con este relato, ya que decir mirada sin alma de perro, es afirmar que un perro no tiene sentimientos, y por supuesto los tiene.

Anonymous said...

siento feo que casi nadie atrape la esencia de tu relato

Anonymous said...

jajaja

Arriaga said...

El Tres Cero del Classico a nadie le importa! o todos estan tan anonadados al ser un buen partido de futbol de esos que el classico ya no da!

la. lópez said...

Por casualidad encontré tu blog (está chido). (pero) La neta, prefiero la “distorsión” de imágenes, que tus crónicas urbanas. Te paso la dir. del mío, igual y te sirve la protesta vs el Calderas. saludos. http://la-chingada.blogspot.com/

Anonymous said...

Vente a La Paz (BCS). Neta aquí todo es gris felicidad. Pero felicidad al menos. Aquí cada vez que regresas a tu casa traes arena en los zapatos.