Tuesday, December 28, 2010

1. Este año fue una cochinada, al menos leí un par de libros cabrones, vi un par de películas jefes y ya. Fuera de eso creo que, en el último tramo, tomé dos de las peores decisiones de mi vida. Espero resolverlas en breve. El próximo año esta página cumple cinco. Es mucho tiempo, mucho. Me quedo calvo, estoy obeso pero al menos tengo la esperanza semestral de que el Azul campeonará (Not). Traten de usar esta semana para meditar, documentarse y planear el inicio de un 2011 aún lejos del mundial brasileño y que estará lleno de caras de políticos feos en las calles. Feliz movimiento de traslación. Los quiero.

Saturday, December 25, 2010

1. Última vez que juego Playstation :-(






Estado Play, mis webos...

Tuesday, December 21, 2010

1. Feliz natividad a todos, les quiero.

Wednesday, December 15, 2010

1. No me gustó nadita el capítulo final de The Walking Death. Anoche mi prima me preguntó por qué y me dieron ganas de explayarme en el tema. El asunto es este: en toda buena trama de zombies tiene que existir un momento en que los polos se toquen, es decir: que los humanos sobrevivientes se pongan a matar zombies tal cual ellos lo hicieron con los humanos sobrevivientes. Una mutua relación de crueldad y desprecio por la vida (o no vida). No hay diferencia entre infectados o sanos: sólo natural espíritu de supervivencia. Exterminio, del chaquetísimo Danny Boyle consigue algo incluso más lindo: cuando los militares insisten en violar a las dos mujeres sobrevivientes aquello se vuelve una ecuación que ilustro así:
Zombies vs (humanos vs humanos)
El hombre es incapaz de dejar de ser el lobo del hombre y eso es muy bonito, la verdad. Muy lindo (un fin del mundo que contradice eso es En los Tiempos del Lobo del chingonetas de Michael Haneke)
The Walking Death planteó un capítulo final en que la esperanza, la familia y el amor son las razones del lobo. Error grave. Nunca he estado en una hecatombe zombie, pero me puedo imaginar que en el momento en que las calles estén adornadas con cadáveres, lo último en lo que voy a pensar es en mi esposa e hijos. Más bien en alcanzar una azotea o conseguirme un balazo en la frente (Extermino 2 también plantea eso mismo)
No lo sé. ¿Qué tan natural es el sentimiento de esperanza en una situación límite? No será eso más bien una emoción occidental y heredada. Recordemos que los gringos son capaces de terminar la guerra de Troya (estamos hablando de la madre de todas las guerras) con un beso final y hollywoodense entre Orlando Bloom y una Helena de Troya menos femenina que Brad Pitt. Con eso en la mesa, espero que quede claro por qué no me gustó nadita que el final de temporada de The Walking Death fuera sentimentaloide y lacrimoso. Hay mucho que decir en torno al fenómeno zombie: un ejemplo es Rec, la española, en la que descubrimos que los zombies no pueden morir de hambre. Si comen humanos como degenerados es por simple necesidad u ocio. Pienso en la Niña Medeiros desesperada en su hacinamiento y paseándose con una pinche sartén en medio de la oscuridad… se me ponen los pelos de punta. En fin. El final de The Walking Death es igual al final de Friends o al final de Lost o el final de The O.C. Tampoco es que esperara mucho de una serie norteamericana. Pinches gringos, son el rey midas de la caca (nuestro personal rey midas de la caca es televisa)… en todo caso prometo visitar el texto original en comic apenas pueda hacerme de una copia impresa. Puto el (la) que me mande links a la versión electrónica.

Monday, December 13, 2010

Friday, December 10, 2010

1. Ah, qué pedo: mi dentrífico es Megamente :-(



El Megamente de los dentríficos, goei.

Monday, December 06, 2010

Wednesday, December 01, 2010