Friday, December 19, 2008

1. Lectores sin rostro, Señoritas, Homosexuales, Señoritas homosexuales, al público en general le comento que les tengo un aprecio fuerte. Con ciertas salvedades, éste fue un año digno de meditaciones hondas: el puma es vampiro, miami sigue siendo el lugar más naco del mundo, no asistimos a las olimpiadas, el azul tuvo un año excepcional con sendas derrotas cenitales, nuestro gobernador murió, batman fue una peli sobresaliente, los emos sobreviven, sigo sin romper mi record de estornudos (once) y medito cosas: una mujer que me resultaba muy guapa cruzaba la calle a mi lado, la veo, el fulano detrás de mì la ve. Ambos nos descartamos. Todo mundo se està descartando y las posibilidades de amar son nulas. Paseo de la Reforma 2008.

No se sabrá de mì sino hasta el 2009. En el entretiempo lean mucho, coman deliciosas bolas de helado, veamos pelis con finales jefes, contemplemos rostros que optaron por mirarnos fijamente antes y después de dormir. El año perece. Bien. Feliz cumpleaños, planeta tierra. Feliz natividad chatos, señoritas, homosexuales, señoritas homosexuales, las edecanes con ropa pegada que brilla de Telcel acompañadas de un reno idiota, para ellas este año y sus copas vaciándose.

Wednesday, December 17, 2008

Monday, December 15, 2008

1.

1. Navidad, tiempo de creer, tiempo de amar, que en cada mano encontremos un hermano.

Espero disfruten de estas tarjetas navideñas mal hechas:







Friday, December 12, 2008

1. Wingdings Menard, autor del Quijote. (Un fragmento)

Es una revelación cotejar el Don Quijote de Wingdings Menard con el de Cervantes. Éste, por ejemplo, escribió (Don Quijote, primera parte, noveno capítulo):



Redactada en el siglo diecisiete, redactada por el “ingenio lego” Cervantes, esa enumeración es un mero elogio retórico de la historia. Wingdings Menard, en cambio, escribe:

Wednesday, December 10, 2008



1. Bueno. Yo no sé lo que es ser campeón. La última vez que mi equipo alcanzó tales logros era yo un quinceañero. Lo vi con mi abuela, lloré poquito y luego comimos pollo rostizado.

No sé qué hace un campeón. Sé que vere los resúmenes deportivos las siguientes tres noches, cenaré chingón, iré a ver a mi abuela, usaré cronológicamente las camisas del azul el resto de la semana. Si me apuran, capaz lloro. El ángel me queda cerca.

Ojalá cuando caiga el gol asesino de mi equipo algunos se acuerden de mí. amigos, lectores sin rostro, mos, rafa y hector de la unam, El Pluma del América, el boliviano del Bolivar que nos preparó choritacos el fin pasado, raúl granados nicolás donde quiera que esté.

Tampoco se trata de pasarme los posts hablando de que si el azul ésto o el azul aquello. Ojalá gane. Voto por el día lunes en que las construcciones se detengan, voto por la noche sin taxistas.

En mi cabeza, este domingo, hay un mediodía ya imposible que se desarrolla en el Bar Azul donde parte de mí creció y murió. En esa tarde imaginaria mi tio aún vive y le sirve tragos sendos a los aficionados más humildes que esa noche dormirán como campeones ebrios. A mí nada más me sirve refresquito.

Vamos a ver qué pasa, el rival es cabrón.
1.







Yo ya no quería hacer chistes religiosos pero el Sanchez Villa me dijo que le gustan y pues bueno...

Monday, December 08, 2008

Thursday, December 04, 2008

1.





Osea, en buena onda... este fin de semana, en el teletón, dona tu dinero, guey.

Tuesday, December 02, 2008

1. el post anterior fue removido porque carecía de sentido. Gracias.

Monday, December 01, 2008

1.



2. No cerraré el blog si azul es campeón. Dije eso hace mucho y me refería a aquel torneo del que ya no queda nada. Si no me creen por ahí está certificado. Si creen que por eso soy puto coméntenlo en la casilla respectiva. El blog lo cerraré en breve pero más bien porque quiero llevarlo a otros medios, espero igual contar con su apoyo.

3. Antes me daba miedo la vejéz. La muerte sólo si me clavo pensando en ella. De chico le temía a Papá Pitufo. Se contaban unas historias de miedo. Creo que ahora lo único que me da miedo es que le pase algo malo a las personas que quiero. Quererlas es, de entrada, algo malo.

4. Me caga que una discución de futbol tenga que estar encaminada en la ilusa pretención de hacerle pensar al otro que tu equipo es mejor que el suyo. Ningún equipo es mejor que nada. El azul me gusta por sus orígenes humildes (cuando me dicen albañil peyorativamente yo levanto la mirada satisfecho), me gusta porque los que barren las cantinas le van al azul, porque agradezco que un taxista en la madrugada no me asalte y en cambio recuerde a la perfección el cuadro de Zamora con Hermosillo. Porque yo no les fallo pero ellos a mí sí.