Wednesday, August 30, 2006

1. El taxista que me llevó ayer a casa aprovechó que ya pasaban de las 2 am y me dio una fórmula única para mantener erecciones sobresalientes y a la vez evitar futuros congestionamientos nasales:

Pongan 20 clavos y 20 pimientas en un litro y medio de agua a hervir, también 4 hojas de eucalipto. Cuando hierva pogánle el jugo de 2 limones y a gozar bien caliente. Se le puede poner canela al gusto. Bébanlo una semana y comprobarán los resultados la próxima vez que vayan a las luchas (El Chofis dixit)

2. En ocasiones me da la impresión que vivo en un chiste que Woody Allen decidió no incluir en alguna de sus pelis: Mi novia tiene un amigo que la ama. Todos lo sabemos. Tambien tiene buenas intenciones: la quiere acompañar al super y con el dentista. En fin, ella dice que lo aprecia como amigo por que le gusta platicar con él. Lo curioso es que siempre van juntos a dinámicas donde la conversación es improbable: al cine, a un concierto, a clases de mímica...

4. Me super caga la gente que le pone nombre a sus instrumentos musicales. En cambio adoro a los que ingenian motes para sus lentes. El otro día conocí a Blacky, un par de gafas para el sol. Lindas, pero no tanto como su dueña. Ahora bien: por qué siempre que conozco una minita linda nuestra primera cita empieza y termina en el mismo lugar: su madre me abre la puerta y me dice -que siempre, no-

Esto es -no estoy borracho-

Hasta la bye bye.

Monday, August 28, 2006

SOBRE MÍ:

1. Soy un hombre de pasiones sencillas: me gusta cuando a Paulina Rubio le ponen manteca en los muslos para que le brillen.

2. Siempre he querido conocer a una mujer cuya doctora en la primaria se llamaba Miss Dolores.

3. Caminando en el plantòn de los perredistas una gitana se puso necia hasta que accedí a que me leyera la fortuna: mi número es el 4, mi animal de poder es el chupamirto y mi canción la de -Oh, sí, estoy mirando a tu novia y qué...-

4. Soy de los pocos que aún creen que cuando te toman una foto te roban el alma. Anexo un ejemplo.

Friday, August 25, 2006

1. Ayer tuve un sueño que me gustó la mar: un grupo bastante disímil de personas que conozco se embarcaba conmigo a una peculiar travesía: ir a Venezuela a que nos cortaran el cabello.

Yo casi no sueño, o no me acuerdo de lo que sueño. Puedo contar con una sola mano las veces que tuve sueños eróticos. De chico soñaba que la vecindad donde vivía se transformaba en el parque de diversiones de satanás. También me dio por soñar que las llamas del infierno me consumían o con una inmensa bola de papel maché que me aplastaba lentamente. Hace dos años soñé cuatro veces con una misma rubia divina que me decía al oído que me amaba, estábamos siempre en el siglo y el lugar correcto y yo me despertaba con unas ganas soslayadoras de tenerla ahí a un lado. Pero no.

Monday, August 21, 2006

1. Bitácora del moretón. DÍA 7

Wednesday, August 16, 2006

1. En alguno de los momentos más -sube y baja- de mi vida, mis puntos de referencia en la ciudad eran los hoteles de paso. Que por cierto siempre me han causado una fascinación de campeonato. Dicen que hay uno en La Roma donde las piezas tienen fotos enmarcadas de Humprey Bogart, dicen que hay unos donde los vidrios esconden una cámara cándida.
Dicho sea de paso, en Tlalpan, el Hotel Casa Silencio me intriga.
Como sea, la historia más hermosa que se me ocurre compartir sobre moteles es la de aquella tarde cerca de Navidad en que la mitad de los focos de un anuncio de...

Hotel
Garage

...estaban fundidos y uno podía leer:

Ho
Gar

En aquel entonces no se usaba que uno trajera camarita y licuadora en el celular, así que no hay registro de lo que les cuento. Lo bonito es que no cuesta trabajo imaginarlo.

Monday, August 14, 2006

1. Pocas cosas tan maravillosas como jugar fut. Estás a una de patear el balón y el mundo cobra sentido. En todo caso el equipo con quien me tocó militar ayer se destacaba por su ingratitud. Todo me reclamaron: que si no marqué bien, que si no mandé el pase, que si me puse al revés las calcetas. Nadie agradece mis esfuerzos. Acá subo una foto del moretón multicolor que me salió y que certifica mi ímpetu por impedir tantos en nuestra contra.



Me duele cuando me siento.









Fui con la portera del edificio, a quien apodé La Caguama, para ver si tenía algún remedio. Cuando vio el morete se quedó callada y peló los ojos. Al parecer mi moretón dibuja la silueta de la Guadalupana. No tardaron en llegar feligreses. Los recibo de 12 a 4 y de 6 a 8. Afuera de mi casa ya venden esquites y a los visores del Vaticano los tengo agendados para mañana temprano. Todo fue muy rápido.

La Marimorena en mi nalga desaparecerá apenas mi piel sane. Calculo que con las limosnas de una semana podré por fin dejar la publicidad y comprar un boiler futurista que me asegure tener siempre duchas con agua caliente.

Monday, August 07, 2006

1.
Los señores que contraté para mudarme venían en su camioncito comentando los siguientes puntos:
- ¿Supiste que ayer cargamos unos muebles bien pesados?
- ¡Nombre!

Más tarde, en una reunión de publicistas, las conversaciones tenían el siguiente vaivén:
- Guey, ayer vi un comercial buenísimo.
- El que yo vi es mejor.

Bajo ese esquema, imagino a dos empleados de equis circo itinerante:
- ¿Y anoche comiste mucha espada?
- Algo, ajá.

La moraleja es que todos somos muy predecibles, obvios a morir. Ya nadie se esfuerza:
- Seré presidente.
o
- Me da unos Sico Rojos, porfavor

2. Mientras tanto en Paseo de la Reforma a la altura de la Zona Rosa, los gritos se confunden.
- Joto por Voto.

Thursday, August 03, 2006

1. Ora sí se la re mamó el cielo. Me quedé varado en el techito de uno de esos retoranes que Mario Beteta recomienda. Al principio todo era nostalgia pero cuando los granizos se pusieron groseros y aquello se inhundo sin límites vi pasar mi vida frente a mí: vi a Beto Aspe fallando el penal, los cambios sin sentido de Aguirre, a Maxi. Me imaginé cruzando épicamente Cuatro Caminos bajo la super lluvia para estar con la persona con quien me gustaríá presenciar el fin de los tiempos. Un mesero empezó a gritar -arrepiéntanse ahora que queda tiempo- y otro me decía que en su pueblo era padrísimo el granizo porque a las vacas les dolía mucho y salían corriendo.

Alguien debe estar muy triste para que llueva así de fuerte.

Tuesday, August 01, 2006

1. Este blog ya tiene cinco meses y sus primeras palabras fueron: caca, pedo y chis.

2. Por otro lado, no podría estar más chipil: el texto de arriba lo escribí con las manos oliéndome a tubo de microbús; estuve una hora atrapado en el tráfico por culpa de los perredistas iracundos que cicatrizaron 5 km de ciudad. No todo es tan malo: supe que diversas cascaritas se organizan ahí en la mera calle bloqueada.

Chipil, también, porque no me pude mudar este fin, también culpa de los perredistas zurdos. Todo tiene que ver: empacando me di cuenta de que era necesario escombrar y mandar la mitad de mis cosas a la basura. Tiré mis diferentes etapas, cuando de niño quería ser dibujante, mis primeros cuentos, tiré mis estampitas de EUA 94, tiré películas Beta, mi gafette de empleado del mes en el viejo club de rentas, tiré cartas y -te amos- de descuento, tiré a Moni, a Gabriela, a la Vikinga, a Tere no; tiré las entradas recolectadas de cada uno de los debacles celestes que me han tocado vestir, tire un papelito que se supone algún día cobraríá sentido en el que, tratando de copiar la letra de mi papá, escribí: NADIE SABE AMAR.

Sólo conservé mi pornografia ochentera.